“¿Misa de espaldas?”. ¡No, hombre! “¡De cara a Dios!”. Sermón sobre la misa “ad orientem”

Hay que aclarar la terminología, porque “las palabras son balas”, como gustaba decir Lenin: el sacerdote no está “dándole la espalda al pueblo”, sino “mirando a Dios”, “de cara a Dios”, así como el fiel de la primera fila en la iglesia tampoco está “de espaldas al que está en el segundo banco” sino mirando hacia el altar.

Artículo aquí.

Sermón (audio)

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato.