Tra le sollecitudini

MOTU PROPRIO TRA LE SOLLECITUDINI SS.MI D. N. PII PP. X DE MUSICA SACRA (in festo S. Cæciliae V. et M., X Kalendas Decembris)

MOTU PROPRIO TRA LE SOLLECITUDINI OF THE SUPREME PONTIFF PIUS X ON SACRED MUSIC (November 22, 1903)

MOTU PROPRIO TRA LE SOLLECITUDINI DEL SOMMO PONTEFICE PIO X SULLA MUSICA SACRA (22 novembre 1903)

MOTU PROPRIO TRA LE SOLLECITUDINI DEL SUMO PONTÍFICE PÍO X SOBRE LA MÚSICA SAGRADA (22 noviembre 1903)

MOTU PROPRIO TRA LE SOLLECITUDINI DO SUMO PONTÍFICE PIO X SOBRE A MÚSICA SACRA (22 novembro 1903)

MOTU PROPRIO TRA LE SOLLECITUDINI VON PAPST PIUS X. ÜBER DIE RESTAURATION DER KIRCHENMUSIK (22. November 1903)

MOTU PROPRIO TRA LE SOLLECITUDINI DE SA SAINTETÉ LE PAPE PIE X SUR LA RESTAURATION DE LA MUSIQUE SACRÉE (22 novembre 1903)

Teología de la Perfección Cristiana

La gloria de Dios como fin último absoluto, nuestra santificación como fin próximo al que hay que tender incesantemente, la incorporación a Cristo como único camino posible para conseguir ambas cosas: he ahí la quintaesencia misma de la vida cristiana.

Antonio Royo Marín, Teología de la Perfección Cristiana, p. 63.

San Pedro el Viejo – Madrid

La iglesia de San Pedro el Viejo de Madrid, en pleno centro de Madrid, cuenta con una misa en latín (novus ordo) al mes. A la misma asisten buena parte de la agrupación de latinistas que se reúnen semanalmente en la Residencia de Estudiantes a las 18 horas. De principio a fin, incluida la homilía, la misa se dijo en lengua latina.
La próxima misa en latín tendrá lugar el domingo 1 de diciembre 2019.

Murió monseñor Laise, obispo emérito de San Luis y defensor de la recepción de la Comunión en la boca

Monseñor Juan Rodolfo Laise OFMCap, obispo emérito de San Luis y decano del episcopado argentino, murió hoy a los 93 años en la casa de reposo San Padre Pío, de San Giovanni Rotondo, Italia, donde residía desde hace 17 años tras renunciar por edad al gobierno pastoral de la diócesis argentina. Será velado desde mañana en el santuario Santa María de las Gracias, de esa localidad italiana. La diócesis de San Luis lo recordará con una misa a las 19 presidida por el obispo, monseñor Pedro Daniel Martínez Perea.

[C]reemos poder afirmar que la introducción y difusión por todo el mundo de la práctica de la Comunión en la mano constituye la más grave desobediencia a la autoridad papal de los últimos tiempos.

Mons. Juan Rodolfo Laise (QEPD) “Comunión En La Mano. Documentos e Historia”, Reflexiones finales.

El diagnóstico de Benedicto XVI sobre la Iglesia y los abusos sexuales

Nuestro manejo de la Eucaristía solo puede generar preocupación. El Concilio Vaticano II se centró correctamente en regresar este sacramento de la presencia del cuerpo y la sangre de Cristo, de la presencia de Su persona, de su Pasión, Muerte y Resurrección, al centro de la vida cristiana y la misma existencia de la Iglesia. En parte esto realmente ha ocurrido y deberíamos estar agradecidos al Señor por ello.

Y sin embargo prevalece una actitud muy distinta. Lo que predomina no es una nueva reverencia por la presencia de la muerte y resurrección de Cristo, sino una forma de lidiar con Él que destruye la grandeza del Misterio. La caída en la participación de las celebraciones eucarísticas dominicales muestra lo poco que los cristianos de hoy saben sobre apreciar la grandeza del don que consiste en Su Presencia real. La Eucaristía se ha convertido en un mero gesto ceremonial cuando se da por sentado que la cortesía requiere que sea ofrecido en celebraciones familiares o en ocasiones como bodas y funerales a todos los invitados por razones familiares.

La forma en la que la gente simplemente recibe el Santísimo Sacramento en la comunión como algo rutinario muestra que muchos la ven como un gesto puramente ceremonial. Por lo tanto, cuando se piensa en la acción que se requiere primero y primordialmente, es bastante obvio que no necesitamos otra Iglesia con nuestro propio diseño. En vez de ello se requiere, primero que nada, la renovación de la fe en la realidad de que Jesucristo se nos es dado en el Santísimo Sacramento.

Lea el ensayo completo de Benedicto XVI aquí.